CRÍTICAS PELÍCULAS

miércoles, 13 de octubre de 2021

CRÓNICAS DE SITGES 2021 (1/5)

Un año más, estoy en mi amado Festival de Sitges. El concepto de esta 54ª edición gira en torno al hombre-lobo y a la "bestia interior" que se oculta en cada uno de nosotros. El primer día de festival se disfruta con un tiempo magnífico y una temperatura ambiental la mar de agradable. Todo lo contrario de lo que sufren los protagonistas de Hunter Hunter (2020), mi primera película de esta edición.

La película sigue a Joseph y su familia los cuales viven en un lugar remoto, en una cabaña en medio del bosque, como cazadores de pieles, hasta que su tranquilidad empieza a ser amenazada por un lobo.

Hunter Hunter es una cinta que juega al despiste con el espectador iniciándose ésta como un drama familiar de una pareja de cazadores y su hija pre-adolescente, que a duras penas sobreviven en medio del bosque con las artimañas de aprendizaje generacional que conocen. Dicho tramo de la película va derivando hacia el terror con la aparición de un fiero lobo que perturba la paz de la familia. Es de destacar la capacidad de su director, Shawn Linden, para saber crear una buena atmósfera y potentes situaciones de tensión con los mínimos elementos y sin enseñar al lobo en cuestión. Es así cuando la película da un giro y va tornándose en un survival de misterio y killers. Es en esta segunda mitad del film donde mi interés va mermando sumado al ritmo poco estimulante que le imprime su director. Si bien, Hunter Hunter, es un más que correcto y resultón film que además sabe jugar con la figura del hombre-lobo como alegoría de la propia bestialidad humana culminando con un final ultra sangriento de los que se te quedan grabado en la retina.


Seguimos con el documental Alien on Stage (2020), y que cuenta cómo un grupo de conductores de autobús de Dorset, pertenecientes a una compañía amateur de teatro, deciden crear una obra única: una adaptación de Alien (1979), el clásico maestro de Ridley Scott. La poca experiencia del equipo implicado causarán muchos nervios y ataques de ansiedad al grupo pero su ilusión y pasión logrará conseguir el ¿éxito? cuando les contratan para actuar en un importante teatro londinense.

Alien on stage es un muy simpático documental. Una propuesta curiosa la cual sigue el día a día en la creación, elaboración y ensayos de esta peculiar obra teatral con unos implicados con más bien poca experiencia en esta clase de producciones. A lo largo del metraje vemos como el variopinto grupejo de conductores de autobús (u otras profesiones) se las ven y se las desean para aprenderse los diálogos y encima tener que aguantarse la risa en los diversos ensayos frente al desquiciamiento progresivo del firme y duro director de la obra. 

Alien on Stage resulta, finalmente, en toda una carta de amor al amateurismo. Un documental que se sigue con agrado e inquietud por saber si esta tropa conseguirán llevar con éxito su Alien aún a pesar de los imaginativos trucajes que ingenian con cero presupuesto para replicar los escenarios de la "Nostromo" o las míticas criaturas. Su clímax final, con toda la compañía estrenándose en un mítico teatro londinense, con, para su sorpresa, todas las entradas vendidas, suponen los mejores momentos del film donde fruto de la improvisación y los errores del directo logran darle una dimensión diferente a la obra siendo una experiencia colectiva e hilarante.

La expectación frente al nuevo trabajo de Julia Ducournau era máxima, no solamente porque su anterior obra, Crudo (2016), es una de las muestras más interesantes del género de terror reciente sino porque Titane (2021) se había llevado la prestigiosa "Palma de Oro" del ultimo Festival de Cannes. Un galardón que, sin duda, puede convertirse en una arma de doble filo al enfrentarse al visionado de la película así como en las expectativas de la misma.

El film da comienzo con la pequeña Alexia, la cual sufrió un terrible accidente de coche. Ya más crecidita, Alexia parece estar algo trastornada... Y mejor no contar nada más sobre el argumento de la película.

Titane es una experiencia que golpea a los sentidos. Ducournau recoge conceptos del género como el Cronenberg de Crash (1996) o "la nueva carne" de Videodrome (1983), la pesadilla de La semilla del diablo (1968) o el metal de Terminator (1984), pasándolo por una túrmix a través del estilo personal de su directora transformándolo en algo nuevo. Algo singular, único, excesivo y provocador. La primera media hora inicial está llena de una violencia exagerada y festiva, (llevándose numerosos aplausos de la grada del Auditori Melià) virando, en un ejemplo del sorprendente y fascinante ritmo de la película, hacia un drama paterno filial extraño, oscuro y que logra otorgar muchas más capas a nivel dramático a la historia de unos personajes rotos y desquiciados. Destacan las interpretaciones de su pareja protagonista, unos descomunales Agatha Rouselle y Vincent Lindon, con una compenetración excelente. Titane es un obra singular, refrescante y que te acompaña cada vez con más fuerza tras su visionado. Es una patada a la corrección de hoy día, explotando sexualidad, violencia con un dirección férrea y segura destacando su uso de la luz y colores. El espectacular plano secuencia inicial del film con ese baile sensual de nuestra protagonista junto a un coche es memorable.

Se le puede achacar que sea una propuesta que funciona por retales e imágenes concretas más que seguir una cierta coherencia o lógica a lo que está pasando en pantalla pero, Titane, no busca ese orden prefiriendo la búsqueda de imágenes grotescas y surrealistas como manera alégorica de explicar las emociones de sus personajes. Toda una sorpresa.

La nostalgia ochentera es un tema recurrente en el cine fantástico y de terror de nuevo milenio con una tendencia que ya produce cierto agotamiento. Cualquier excusa parece buena para rememorar estética o argumentalmente el espíritu de los 80 aunque sea de forma vacía. Censor (2021) es una propuesta llegada de Reino Unido y que logra destacar por encima de productos similares gracias a un punto de partida interesante y que funciona muy bien en pantalla.

El film nos traslada al año 1985. Enid, es censora de películas hasta que un dia ve un extraño video que le recuerda poderosamente a una traumática experiencia sufrida por ella de pequeña. Enid, decide investigar la desaparición de su hermana, embarcándose en una aventura a medio camino entre la realidad y la ficción.

Censor acierta en ambientar su historia en la Inglaterra de los años 80, en plena persecución de los infames nasty videos contando con mucha estética de video, formato en cuatro tercios y escenarios con los colores muy marcados (el rojo especialmente). Enid es un personaje interesante (llevado bastante eficientemente por una misteriosa Niamh Algar) pero al que, tras su aparente frialdad y profesionalidad su psique poco a poco se verá puesta en un aprieto al obsesionarse con la posible relación entre un director de cine gore y la desaparición de su hermana. Así tras un primer tercio bastante notable el film va perdiendo fuelle a medida que la investigación de Enid avanza, encontrándonos con tramos ya menos interesantes y que se van desarrollando hasta una resolución correcta pero poco sorprendente.
Si bien, Censor es una muy recomendable cinta de horror, que combina con acierto la nostalgia ochentera con conceptos tan interesantes como la censura y persecución de películas, el circuito de esos productos de horror más oscuros así como la relación del público con el género. A destacar, además, su momento final, brillante y que hace que olvidemos todas las pegas anteriormente citadas para acabar de poner a Censor (2021) como una, no memorable, pero si una cinta de terror sobradamente digna y a tener en cuenta.


Cliff Walkers
 (2021) es la nueva obra de uno de los directores chinos más destacados de los últimos 30 años: Zhang Yimou. El artífice de algunos de los mejores films asiáticos de los años 90, como La linterna roja (1991), Ni uno menos (1999) o El camino a casa (1999), ha sabido mantener una calidad más o menos notable a lo largo de toda su filmografía.

Cliff Walkers propone un drama de espionaje ambientado a principios de los años 30, durante la ocupación japonesa en China. En Manchukuo, un estado títere del Imperio de Japón, cuatro agentes especiales del Partido Comunista regresan a China después de recibir entrenamiento en la Unión Soviética. Juntos, se embarcan en una misión secreta pero, tras ser vendidos por un traidor, el equipo se verá rodeado de amenazas por todos lados desde el momento en que se lanza en paracaídas en territorio enemigo. En los terrenos nevados de Manchukuo, el equipo se pondrá a prueba hasta el límite.

El film destaca por su realización elegante, con un diseño de producción intachable donde la cámara de Yimou brilla especialmente con una nieve incesante y perpetua, proponiendo además, variados momentos de acción con un nivel de tensión muy acertado. Si bien, Cliff Walkers acaba generando bastante espesor mental a partir de su segunda mitad por culpa de un cúmulo de personajes inacabable, muy similares entre si, con una vestimenta y aspecto muy similar (gabardina y sombrero) que dificultan el seguimiento de la historia y más con ese juego constante, y que resulta muy esquemático, de dobles agentes, traiciones, espías infiltrados y planes secretos. Cliff Walkers resulta intachable a nivel visual pero no evité ir desconectando a medida que avanzaba el metraje. No dejé de acordarme de films llegados desde Corea, bastante similares a éste, como El imperio de las sombras (2016) o Assassination (2015), cuyo resultado final estaba bastante más atinado que este último trabajo de Yimou. No obstante, recomendable película.

viernes, 1 de octubre de 2021

NEW POLICE STORY (2004)


La saga Police Story acabó por encumbrar la maestría de Jackie Chan siendo una saga clave en la filmografía del saltimbanqui actor marcial. Tras la irregular, aunque divertida, Impacto Inminente (1996), Jackie nos sorprendió con una nueva entrega de la serie en pleno 2004 con New Police Story. En este punto de su carrera, Jackie se había convertido en una figura ya totalmente conocida por audiencias de todo el mundo tras su salto a Hollywood y gracias a éxitos de films como Hora Punta (1997). Unos trabajos americanos que le afectaron para bien y para mal ya que su presencia en estas "peliculillas" muy basadas en la comedia frivolizaron la importancia real de su figura en el mundo del cine de acción. Consciente de que quizás él podía ofrecer registros más serios alejados de la comedia en la que siempre había estado, conscientemente, encasillado, New Police Story es un trabajo que mezcla los lugares comunes de su cine pero añadiendo un trasfondo mucho más serio y dramático siguiendo las coordenadas del cine policial y de triadas de Johnny To y sus alumnos de la Milkyway Image con un cine mucho más serio, crudo y hasta deprimente que el que se venía haciendo anteriormente en el género en Hong Kong. 

New Police Story
da inicio con un hecho traumático con todo el equipo del inspector Wing, de la policía de Hong Kong, siendo asesinado por una banda de jóvenes ladrones. Wing se convierte en un borracho hundido que se siente culpable por la muerte de sus amigos. Pero un oficial novato sacará a Wing del pozo y ambos empezarán la aventura para vengarse de Joe y de su banda de "Los Cinco".

Como digo, New Police Story es una entrega de Jackie Chan hacia un registro totalmente dramático y donde el actor sale airoso realizando una interpretación sentida fruto del trauma del personaje. Personaje, por cierto, que no tiene nada que ver con las anteriores entregas de la saga. El largo inicio se toma su tiempo en presentar al grupo de jóvenes atracadores y con un líder (interpretado por Daniel Wu) con un particular odio hacia cualquier policía. La trampa que realizan al grupo de Jackie y como éste tiene que ver como mueren todos sus compañeros frente a sus ojos es un momento potente y de conseguida tensión culminada además con una espectacular explosión, “marca de la casa”, con Chan jugándosela frente a las llamas. La duración de la película, de 2 horas, parece extensa, pero se convierte en un punto a su favor ya que el film se permite explorar con detenimiento la problemática de todos sus personajes principales. El malvado de turno, cobra cierta entidad y aún a pesar de su crueldad llegas a entender su odio fruto de una figura paterna (oficial de policía) que le sometía a continuados abusos tanto en su niñez como en el presente. El compañero de Jackie, interpretado por Nicholas Tse, es bien simpático y también demuestra una gran agilidad en sus momentos marciales.
Una banda de jóvenes ladrones pone en jaque a la ciudad.

Tienden una trampa a la policía. Todos los compañeros de Jackie acaban muertos.

Jackie queda traumatizado por la experiencia.

Finalmente, se enfrentará a sus miedos y buscará atrapar a la banda de "los cinco".

Aún con sus largos momentos dedicados al drama y a sus personajes proliferando los lloriqueos y borracheras de Jackie (con involuntarios guiñitos a su Drunken Master) el film también sabe estar a la altura de la leyenda de la saga ofreciendo varias set pieces de acción espectaculares. La escena del autobús descontrolado en medio de la ciudad con Jackie subido al techo del vehículo, la pelea en el espacio de Lego o el clímax final en el tejado del banco de Hong Kong son majestuosas. Más increíbles aún contando con un momento en el que por edad, tampoco esperábamos tanto despliegue físico de un Jackie con 50 años. 

Así, New Police Story (2004) es una sorpresa inesperada. Un film bastante notable y que resulta en una de las mejores muestras, sino la mejor, de un Jackie post-2000 que sabe aunar una trama dramática y seria con atención hacia sus personajes con el espectáculo de acción. Por contra, quizás dedica muchos minutos al drama lo que puede ocasionar cierto desinterés o hastío así como las inevitables caricaturizaciones de algunos de sus personajes como el risueño personaje de Nicholas Tse o algunos de los villanos. Así también, tras la alucinante escalada de acción en el tramo del banco de Hong Kong su clímax final en la azotea queda algo deslucida en comparación. Aún con todo, New Police Story es una muy recomendable muestra de cine de acción de Hong Kong con un Jackie Chan que ofrece un registro diferente y que obtuvo numerosos premios en Asia.

domingo, 19 de septiembre de 2021

FESTIVAL DE SITGES 2021

CRÓNICAS DEL FESTIVAL

- HUNTER HUNTER / ALIEN ON STAGE / TITANE / CENSOR / CLIFF WALKERS

POMPO: THE CINÉPHILE / CAVEAT / VENECIAFRENIA / MAD GOD / LA TERRA DI FIGLI / THE SADNESS

- LAMB / BEYOND THE INFINITE TWO MINUTES / BELLE / LIMBO / BARBAQUE (SOME LIKE IT RARE)  

- HALLOWEEN KILLS / THE INNOCENTS / SON / THE MEDIUM / THE AMUSEMENT PARK / LAST NIGHT IN SOHO / 

- PRISONERS OF THE GHOSTLAND / THE DEER KING / THE SAMEJIMA INCIDENT

viernes, 17 de septiembre de 2021

BICHEONGOESU: THE FLYING MONSTER (1984)


En estos días, en el que parece que tengas cualquier película al alcance de la mano, gracias a las plataformas de streaming, es refrescante recuperar la emoción del que busca un tesoro escondido y perdido en el confín de los tiempos. Llevaba mucho tiempo detrás de una película como Bicheongoesu (1984). Película surcoreana que tiene la particularidad de que todas las escenas donde aparecen monstruos gigantes están directamente robadas de series de la Tsuburaya Productions, principalmente de Ultraman. Un motivo sólido para entender porqué esta película se ha mantenido desaparecida más allá de las fronteras coreanas, huérfana de una edición en el resto del mundo...hasta que la distribuidora SRS Cinema, experta en lanzamientos de cine monstruoso de derribo y baja enjundia sacó el pasado 2020 una edición en BluRay de la película con una impoluta calidad de imagen.

En el film, una joven reportera está escribiendo una historia sobre las teorías de un científico que cree que los dinosaurios todavía existen. Acude a su casa camuflada como la nueva niñera de la hija del científico y observa cómo éste sostiene que las bestias están a punto de alzarse y destruir el mundo.

Bicheongoesu
, también conocida como The Flying Monster o War of the God Monsters (retitulada así en la edición de SRS), es un experimento, por llamarlo de alguna manera, muy curioso. El film hecha mano de multitud de momentos de diversas series de Ultraman o de Fireman (también de la Tsuburaya) a la hora de mostrar una invasión monstruosa sobre Corea con fatídicos resultados. Es de justicia señalar que sus responsables, por lo menos tienen un mínimo de atino al escoger este material de stock presentando algunos de los mejores momentos, a nivel de efectos especiales, de Ultraman. Los monstruos con capacidad de crear tsunamis y huracanes a su alrededor, procedentes de los ep. 13 y 14 The Return of Ultraman tienen su gran momento así como también bestias del primer Ultraman, Ultraman Ace o Fireman.

La manera en que están insertadas estas escenas recicladas dentro del montaje coreano es de un resultado, que oye, tampoco está tan mal (he vistos montajes de este tipo muchísimo peores) y confluyen de forma correcta con las escenas rodadas para la ocasión con equipo coreano. De entre los minutos monstruosos se nos conduce paralelamente través de una trama pseudo familiar que no olvida recurrir al melodrama exagerado y serio tan típico de Corea. No se salta ningún tópico. El padre perdedor con su esposa recientemente fallecida, la niña que necesita la figura materna, la aparición de la atractiva periodista como sustituta de la madre, llantos, gritos, traumas familiares, accidentes casi mortales... Todo esto les encanta a los coreanos. 

Se apuntan varios detalles muy interesantes en la trama y es intentar engañarnos con que todas las visiones monstruosas del científico son fruto de su imaginación y de un enloquecimiento traumático derivado de la muerte de su esposa o sus frustraciones personales cuando la comunidad científica lo tildó de loco por sus teorías. Apuntar a que todo el entramado jurásico está solo en su cabeza es un apunte interesante y creíble debido al desquiciamento del propio personaje (y del histrionismo extremo del actor), pero que pronto se abandona cuando la realidad monstruosa estalla en las narices de la población.
Un científico con problemas familiares sostiene que los dinosaurios existen.

Una periodista se infiltra en su casa para sonsacarle información. ¿Estará loco?

Los monstruos de Ultraman hacen acto de aparición.

Bicheongoesu (1984) es una curiosidad de obligado visionado para todo amante de la juerga, la caspa o arqueólogo fan del cine de monstruos japoneses debido a la desvergüenza de la propuesta. Un film que en gran parte es un serio y aburrido melodrama con unos personajes desquiciados emocionalmente adornados por todo un greatest hits de Ultraman. Una experiencia pasable e interesante. Una orgía destructiva salida del contenedor orgánico de reciclaje y a tener en cuenta por su desfachatez. 

El film tuvo un corto recorrido en Corea del Sur teniendo alguna edición en VHS a finales de los 80 tras su paso por cines para, después, pasar a desaparecer completamente... hasta ahora, para disfrute (o no) de todos.

martes, 14 de septiembre de 2021

ESPECIAL ULTRAMAN


- ULTRA Q (1966)

- ULTRAMAN (1966)

- ULTRASEVEN (1967)

- THE RETURN OF ULTRAMAN (1971)

- ULTRAMAN ACE (1972)

- ULTRAMAN TARO (1973)

- ULTRAMAN LEO (1974)

- THE ULTRAMAN (1979)

- ULTRAMAN 80 (1980)


- ULTRAMAN TIGA (1996)

- ULTRAMAN DYNA (1997)

- ULTRAMAN GAIA (1998)

- ULTRAMAN NEOS (2000)

- ULTRAMAN COSMOS (2001)

- ULTRAMAN NEXUS (2004)

- ULTRAMAN MAX (2005)

- ULTRAMAN MEBIUS (2006)

- ULTRA GALAXY MEGA MONSTER BATTLE / NEVER ENDING ODISSEY (2007-2008)


- ULTRAMAN GINGA / GINGA S (2013-2014)

- ULTRAMAN X (2015)

- ULTRAMAN ORB (2016)

- ULTRAMAN GEED (2017)

- ULTRAMAN R/B (2018)


- ULTRAMAN TAIGA (2019)

- ULTRAMAN Z (2020)

- ULTRAMAN TRIGGER: NEW GENERATION TIGA (2021)


- ULTRAMAN GREAT (1990)

- HEISEI ULTRASEVEN (1994)

- ULTRAMAN: THE ULTIMATE HERO (1995)

- ULTRA Q: DARK FANTASY (2004)

- ULTRASEVEN X (2007)

- NEO ULTRA Q (2013)

- ULTRAMAN (2019) (NETFLIX)


- HANUMAN VS 7 ULTRAMAN (1974)

- ULTRAMAN STORY (1984)

- ULTRAMAN: THE ADVENTURE BEGINS (1987)

- ULTRA Q THE MOVIE: LEGEND OF THE STARS (1990)

- ULTRAMAN TIGA & ULTRAMAN DYNA: WARRIORS OF THE STAR OF LIGHT (1998)

- ULTRAMAN TIGA, DYNA & GAIA: THE DECISIVE BATTLE IN HYPERSPACE (1999)

- ULTRAMAN TIGA: THE FINAL ODISSEY (2000)

- ULTRAMAN COSMOS: THE FIRST CONTACT (2001)

- ULTRAMAN COSMOS 2: THE BLUE PLANET (2002)

- ULTRAMAN COSMOS VS ULTRAMAN JUSTICE: THE FINAL BATTLE (2003)

- ULTRAMAN: THE NEXT (2004)

- ULTRAMAN MEBIUS & THE ULTRA BROTHERS (2006)

- GREAT DECISIVE BATTLE! THE SUPER 8 ULTRA BROTHERS (2008)

- MEGA MONSTER BATTLE: ULTRA GALAXY LEGENDS THE MOVIE (2009)

- ULTRAMAN ZERO THE MOVIE: SUPER DECIDING FIGHT! THE BELIAL GALACTIC EMPIRE (2010)

- ULTRAMAN SAGA (2012)

- ULTRAMAN GINGA S THE MOVIE: SHOWDOWN! THE 10 ULTRA WARRIORS! (2015)

- ULTRAMAN X THE MOVIE: HERE HE COMES! OUR ULTRAMAN (2016)

- ULTRAMAN ORB THE MOVIE: LET ME BORROW THE POWER OF BONDS! (2017)

- ULTRAMAN GEED THE MOVIE: CONNECT THE WISHES! (2018)

- ULTRAMAN R/B THE MOVIE: SELECT! THE CRYSTAL OF BOND (2019)

- ULTRAMAN TAIGA THE MOVIE: NEW GENERATION CLIMAX (2020)

- SHIN ULTRAMAN (2021)

lunes, 13 de septiembre de 2021

ULTRASEVEN X (2007) (TV)


Ultraseven (1967) se convirtió en una de las ultra series más veneradas y respetadas por crítica y audiencia lo que propició que el héroe tuviera recurrentes apariciones como en The Return of Ultraman (1971), Ultraman Ace (1972) o como maestro de Ultraman Leo. La serie tuvo una continuación directa en 1994 y cuyos dos primeros especiales emitidos por la TV japonesa obtuvieron un inesperado éxito de audiencia lo que ocasionó que Ultraseven Heisei (así se la conoció) tuviera 14 entregas más de aproximadamente 1h de duración y que fueron lanzados directos a video de forma irregular entre 1998 y 2002.

El nuevo reinicio del personaje, Ultraseven X (2007), no apareció en un momento precisamente halagüeño para la Tsuburaya Productions quienes aún arrastraban las consecuencias económicas del fail de audiencia en toda regla de Ultraman Nexus (2004). Ultraseven X tiene lugar en un mundo futuro donde todas las formas de guerras o terrorismo han sido eliminadas. Una sociedad hiper-tecnológica y aparentemente pacífica con un constante control del gobierno sobre la población. Jin, despierta en una habitación con amnesia. Pronto descubrirá que es un agente de DEUS, entrenada para luchar contra amenazas alienígenas hasta que una misteriosa joven le dará unas gafas de sol que le permitirán convertirse en un gigante rojo. La misión de Jin: salvar el mundo a la vez que descubre la verdad tras sus confusos recuerdos.

La falta de presupuesto es bien palpable en este nuevo Ultraseven con unos decorados bastante paupérrimos y unas limitaciones de espacio y acción bastante evidentes. La serie supone un reboot que no tiene en cuenta nada de lo contado anteriormente respecto al personaje proponiendo una miniserie de 12 episodios, rápidos de ver y que intenta crear su propia entidad. Un aspecto interesante es que nació con la intención de ser la primera ultra serie específicamente realizada para adultos para lo cual se emitió en horario de medianoche en el canal Chubu-Nippon Broadcasting.

Ultraseven X
es una propuesta bien extraña albergando un tono que se acerca más al thriller detectivesco o a la ciencia ficción distópica más que a la crónica superheroica en un conjunto de episodios generalmente poco atinados o de tramas poco apasionantes. Pese a lo comentado es de valorar que la serie maneja un cúmulo de ideas bien interesantes nacidas a raíz de su ambientación distópica-futurista y que es aprovechada para criticar ocasionalmente ciertos aspectos de la sociedad japonesa así como sus dirigentes gubernamentales. Estas buenas ideas se ven bastante hundidas por culpa de un look visual en general pobretón con tendencia a remarcar una oscuridad, en términos de iluminación, mal llevada para remarcar de mala manera lo presuntamente adulto de la propuesta y también para ocultar unos efectos especiales bastante justillos. El acartonado cast no ayuda. Eriku Yoza, pese a que lo intenta, no logra hacerse notar como héroe. Es curiosa, además, la decisión que toma la serie de enseñar lo mínimo al gran Ultraseven (hay 2 o 3 episodios que solamente aparece unos segundos y en forma de flashback) centrándose, en su lugar, en los sosetes protagonistas resolviendo una serie de casos detectivescos en torno a amenazas alienígenas. Unos momentos que me recordaron tanto por su ambientación (en callejuelas oscuras y húmedas) como por el look "agabardinado" de su protagonista en Ángel (1999), el recomendable spin-off de Buffy, cazavampiros (1997). Así, la serie va dando tumbos de un lado a otro con ocasionales momentos interesantes pero con una sensación de sopor general.
Jin busca la verdad. Se ha despertado sin recordar quien es.

Una misteriosa pero agradable enfermera le ayudará en su camino entregándole unas gafas...

...que le convertirán en el gigante rojo ¡Ultraseven!

Jin se dedicará a combatir amenazas alienígenas. De vez en cuando sale Seven, pero no pestañees.

Una amenaza invisible se acerca...

Si bien, Ultraseven X tiene sus aciertos y que la acercan a ser una propuesta, por lo menos, llamativa dentro de la larga lista de Ultra Series por ser bastante diferente a todo lo realizado antes y después. La sociedad distópica que propone, que bebe mucho de Aldous Huxley y su Un mundo feliz, con una sociedad adormecida entre una avalancha informativa, el consumismo y la sensación de que todo marcha en perfecto orden es atractiva, aunque las posibilidades económicas de la serie no permitan muchas filigranas. El rediseño de Seven me gusta mucho (aunque esas hombreras me resultan raras) y logra que sus breves apariciones sean bastante vistosas, así también, se logran unas buenas coreografías marciales en las escenas de lucha entre los humanos. La serie encuentra episodios interesantes por su comentario social. En el episodio 2, "Code Name R", grupos de personas, angustiadas y presas por una vida esclavizada a jornadas laborales interminables y a una sociedad frívola, son abducidas por una nave extraterrestre bajo su propia voluntad. Un concepto que también se aborda en el simpático episodio 6, "Traveller", con la realidad rompiendo los sueños de un adulto que antaño deseaba poder viajar al espacio. Muy a pesar de los momentos cantarines para promocionar a las idols de turno, es destacable el episodio 7, "Your song". De ritmo bastante entretenido, con amores intergalácticos y con presencia de unos inquietantes "Aliens-Mimos" de boca trompetera y con ocasional gusto por la música acaramelada. La serie también aprovecha para lanzar un guiñito al clásico Psicosis (1960) de Hitchcock en el episodio 8, "Blood Message", de oscura historia con asesinatos monstruosos, amores tóxicos y tráfico de drogas.

Otro aspecto interesante de la serie es el misterio que se crea en torno a la amnesia de Jin y qué se esconde tras sus recuerdos. Tal vez, se esconde la clave tras una invasión silenciosa que se ha adueñado de nuestra sociedad sin darnos cuenta. Un aspecto que se centra debidamente en los últimos 3 episodios en una resolución acertada pero poco memorable.

Así, Ultraseven X, es una propuesta curiosa por cómo explora caminos bastante diferentes a lo habitual, algo loable pero que en general provoca sopor sufriendo por sus limitaciones monetarias y un cast poco acertado. Parece que habían buenas ideas sobre la mesa pero sus responsables no tuvieron todo el talento necesario para trasladarlas al medio audiovisual. Si bien, es toda una curiosidad por los motivos anteriormente comentados: su ambientación distópica, comentario social y un Seven de acertado y moderno diseño. Lástima que tan pronto se ve cómo se olvida.

martes, 24 de agosto de 2021

I LOVE IT FROM BEHIND! (1981)


Frente a la posibilidad de cierre debido al fracaso de algunas de sus grandes producciones, el estudio japonés Nikkatsu vio en el cine erótico una tabla de salvación. La jugada comercial les salió bien y su serie de Roman Porno (conjunción de romance y porno) fue todo un éxito. Hasta 1.200 títulos se produjeron entre 1971 y 1988, dominando el mercado durante los años 70 con unos productos baratos, que se rodaban muy rápido y que suponían un muestrario bien amplio de todas las fantasías y fetiches imaginables: secretarias, amas de casa insatisfechas, vouyerismo, colegialas... Estos títulos, además, estaban sorprendentemente bien rodados gracias a la gran experiencia de los técnicos de la Nikkatsu que se vieron de la noche a la mañana trabajando de serios films de samurais a este cine más despendolado. El mix divertido, explotativo a la vez de incorrecto hace de esta serie de Roman Porno unas producciones irresistibles y libres. Un aspecto llamativo y que ayudó al éxito de estas películas es que también despertaban pasiones entre la audiencia femenina. Algo, sin duda, a tener en cuenta y que acabaron por aupar dichas producciones. Si solo las hubieran ido a ver los 4 pajilleros de turno el género no habría tenido tal trascendencia en el país. Hoy quiero destacar la que es una de mis favoritas, sino mi predilecta de esta serie de producciones: I love it from behind! (1981).

En el film seguimos a Mimei, una chica con una curiosa afición: lleva desde su adolescencia coleccionando impresiones de penes que ella misma va realizando. Su objetivo es llegar a las 100 impresiones y tiene 99. La número 100 se convertirá en todo un desafío que no se esperaba.

I love it from behind! es una experiencia hilarante llena de un humor sexual exagerado y caricaturizado que destaca, además, por ser uno de esos Pinku donde su mirada está centrada en la figura de la mujer teniendo un innegable sabor feminista. La protagonista, Mimei, interpretada por una estupenda Junko Asahina, es un espíritu libre y que no duda en jugar a su antojo con su sexualidad engatusando a distraídos hombres para satisfacer su peculiar filia. Mimei compartirá piso con una pareja de chicas las cuales mantienen una relación lésbica y que se dedican a vengarse de un oficinista que tuvo malas actitudes con una de ellas en el pasado. La venganza no tiene desperdicio con las muchachas introduciendo un consolador al susodicho en lugares oscuros al grito de "¡Hazte gay!". Delirante. Una muestra del humor surrealista y en ocasiones incorrecto del que disfruta dicha producción y que se combina con escenas picantonas de un sexo de carácter softcore.

Mimei tiene una curiosa afición: Hace impresiones de penes. Lleva 99...

Mimei vive con una pareja de chicas en busca de venganza.

La impresión nº 100 será difícil de conseguir...

La fantástica duración de la película, con 65 minutos, no da un minuto de respiro siendo una acumulación constante de gags que envuelven al film de un aire despreocupado, natural y de cachondeo constante. Los momentos más destacables los protagoniza la víctima número 100 de Mimei, quien es un hombre otoñal con gabardina, constantes gafas de sol y que resulta ser un experto supremo en las artes amatorias contando con un récord de 55 horas seguidas sin parar de realizar un coito (que también, que experiencia...). El clímax final se centra en la pareja, con Mimei intentando batir dicho récord sexual y protagonizando una escena culmen donde aprovechan para comer espaguetis, eso si, sin perder el ritmo. Maravillosamente hilarante.

I love it from behind! viene protagonizada por una de las reinas del género como es Junko Asahina y quien cuenta en su currículum con piezas como Female Gym Coach: Jump and Straddle (1981), Koichiro's Uno Wet and Riding (1982) o La bestia y la espada mágica (1983) donde compartía plano con nuestro Paul Naschy. El film lo dirige Koyu Ohara, director especializado en el Pinku Eiga y que cuenta con otras joyas como Sins of Sister Lucía (1978) o White Rose Campus: Then everybody gets raped (1982).

Frente a una vertiente más seria o claramente exploit de muchos Roman Porno agradezco encontrarme con la vertiente más cómica y despreocupada del género. I love it from behind! es un soplo de aire fresco por sus características propias, poco vistas, como es el de centrar su mirada en la mujer, albergando elementos feministas dentro de un conjunto de humor absurdo, exagerado y conscientemente ridículo. Un disfrute refrescante para ver una y otra vez y que a pesar de lo que pueda hacer pensar por su título, no hay sexo "from behind".